Para comprender la esencia Un acercamiento a los Escritos de G.

por Robin Bloor

El OKIDANOKH

El lector tratara de estar alerta acerca de que estas son solo ideas vislumbradas del estudio de los Escritos de G. en un intento de recopilar alguna comprensión de la palabra OKIDANOKH.

Los extractos de Los relatos de Belcebú y de Fragmentos de una Enseñanza desconocida se escribirán en entre comillas.

ETHEROKRILNO

Hay una relación entre el Etherokrilno y el Okidanokh. Esto nos ayudará si comprendemos que es el Etherokrilno:

"En el comienzo cuando nada aun existía y cuando todo el universo estaba vacío con un espacio ilimitado con la sola presencia de la única sustancia cósmica primordial Etherokrilno, nuestro presente Mas grande y Muy Mas Santo Sol absoluto existía solo en todo ese espacio vacío..." (Relatos, Purgatorio)

Aquí se nos dice que el Etherokrilno no fue creado por nuestra Infinitud o si lo fuera, existía antes de la creación de nuestro Megalocosmos, dentro del cual existía aparte del Sol absoluto, el Implacable Heropas.

"El Etherokrilno es la base de todas las concentraciones cósmicas surgidas sin excepción..." (Relatos, El archi-absurdo)

Aquì se nos dice que el Etherokrilno es lo que da nacimiento a todas las sustancias en el Rayo de Creaciòn.

"Deben saber aún, que solo una cristalización cósmica, que existe con el nombre de 'Okidanokh omnipresente' obtiene su primer surgimiento , aunque es también una cristalización del Etherokrilno, de las tres Santas Fuerzas del Sagrado Theomertmalogos, que es, la emanación del Mas Santo Sol Absoluto". (Relatos, El archi-absurdo)

Y aquí se nos dice que el Okidanokh obtiene su primer surgimiento de las emanaciones del Sol Absoluto. Esto implica que si el Sol absoluto no estuviera emanando, entonces el Okidanokh no existiría. Existe enteramente debido a esas emanaciones y a su cristalización a partir del Etherokrilno.

Nosotros deberíamos pensar entonces del éter (Etherokrilno) como teniendo la potencialidad de dar comienzo a la materia y a la energía, y a las emanaciones del Sol Absoluto como la causa de ello. Incidentalmente, podríamos asociar accidentalmente la idea del Sol Absoluto con la idea de un sol normal, o sea una gran bola de fuego con un gran campo gravitacional. Pero así nuestra mente normal estaría haciendo presunciones injustificadas. Es posible que el Sol Absoluto fuera tan grande como todo el Megalocosmos y la creación ocurriría dentro del espacio o adyacente al espacio que Él ocupa.

Si nos asumimos como un cosmos (como somos invitados a hacer en Los Relatos) entonces, nuestras emanaciones no irían tan lejos, pero ciertamente influenciarían todo dentro de nuestro cuerpo planetario.

Las descripciones del Okidanokh

Si continuamos leyendo Los Relatos, nos encontraremos con muchas referencias al Okidanokh. Es interesante notar que G. no siempre usa las mismas palabras para referirse a él. Aquí hay algunas de las variantes que hemos visto: "Okidanokh, Okidanokh Omnipresente, el Elemento Activo Okidanokh Omnipresente, el omnipresente y todo penetrante Elemento Activo Okidanokh, la cristalización cósmica omnipresente, la Omnipresente sustancia de los mundos Okidanokh, el Elemento Activo Okidanokh, la Omnipresente sustancia cósmica Okidanokh, la Omnipresente y cósmica sustancia Okidanokh."

Queda claro de este listado que se nos dice que el Okidanokh es una sustancia (o una clase de sustancias) que penetra todo y que está en todo lo que ha sido tocado de alguna manera por las emanaciones del Sol Absoluto. Es un "elemento activo" y es una sustancia cósmica.

G. también escribe:

"Y así mi querido niño, el Omnipresente Okidanokh obtiene su primer surgimiento en el espacio fuera del Mas Santo Sol Absoluto en sí mismo, de la mezcla de estas tres fuerzas independientes unidas y durante su involución mas allá cambia correspondientemente con respecto a la llamada 'vivificacion de sus vibraciones' en relación al pasaje a través de los llamados 'Stopinders' o 'Centros de gravedad' de la ley sagrada cósmica general fundamental Heptaparaparshinokh" (Relatos, Archiabsurdo)

Se nos dice que el Okidanokh está formado por la unión de las fuerzas activa, pasiva y reconciliante en una única sustancia. Se nos dice que el Okidanokh está sujeto a la Ley de Siete y que la vivificación de sus vibraciones puede disminuir con su involución.

G. y también Ouspensky dicen:

"Se puede considerar a la «materia» como constituida por «átomos», considerándose como

«átomos» el resultado de la división final de la materia. En todo orden de materia, se les

puede considerar simplemente como partículas infinitesimales de la materia dada, que son

indivisibles sólo sobre el plano dado. Sólo los átomos del Absoluto son realmente

indivisibles. El átomo del plano siguiente, es decir del mundo 3, está hecho de 3 átomos del

Absoluto; en otras palabras, es tres veces más grande y tres veces más pesado y sus

movimientos son de una lentitud correspondiente. El átomo del mundo 6 está hecho de 6

átomos del Absoluto fusionados conjuntamente de alguna manera, formando un solo átomo».

Sus movimientos también son de una lentitud correspondiente. El átomo del mundo siguiente

está hecho de 12 partículas primordiales, y los de los mundos siguientes, de 24, de 48, y de

96. El átomo del mundo 96 es de un tamaño enorme en comparación con el átomo del mundo

1; sus movimientos también son de una lentitud correspondiente, y la materia constituida por

tales átomos es más densa." (Fragmentos, Cap. V)

El diagrama mostrado es de la representación de Ouspensky de estos diferentes átomos que descienden de acuerdo a la Ley de Siete. Por eso asumimos, que el Okidanokh es tomado aquí como G. lo hace en Relatos.

G. dice:

""Así, en lugar de un solo concepto de materia tenemos siete clases de materia, pero nuestra

concepción ordinaria de la materialidad sólo abarca la materialidad de los mundos 96 y 48, y

aun con dificultad.

"La materia del mundo 24 es demasiado enrarecida para ser considerada como materia desde

el punto de vista científico de nuestra física y de nuestra química; tal materia es prácticamente

hipotética. La materia aún más fina del mundo 12-ya no posee ningún carácter de materialidad

para la investigación ordinaria. Todas estas materias, pertenecientes a órdenes variados del

universo, no están dispuestas en capas separadas, sino que se entremezclan, o más bien, se

interpenetran entre si. Podemos representarnos la idea de tal interpenetración de materias de

diferentes densidades partiendo de la experiencia que podemos tener de la penetración de una

materia conocida por nosotros en otra igualmente conocida. Un pedazo de madera puede estar

saturado de agua; el agua a su. vez puede contener gas. Se puede observar exactamente la

misma relación entre diferentes clases de materias en el universo entero; las materias más

finas penetran las materias más groseras." (Fragmentos)

Por eso en Fragmentos, G. nos provee de una visión diferente de la sustancia omnipresente como teniendo siete niveles diferentes de vivificación que va desde el Absoluto hasta la Luna y las cuales se interpenetran entre sí. Parece que se sugiere que no solo el Okidanokh Omnipresente sino cada espacio dado puede contener muchas capas interpenetradas del Okidanokh. En la Tierra por ejemplo, hay algunas cosas, como por ejemplo una roca, que podrìa contener las siete diferentes densidades del Okidanokh.

La Reactividad del Okidanokh

Aunque se describe muchas veces como un elemento activo, el Okidanokh, que recordamos se produce a partir del eter, el cual no interacciona directamente con nada. G. escribe dos peculiaridades del Okidanokh:

"La primera peculiaridad consiste en que, cuando una unidad cósmica nueva se halla en vías de

concentración, el «Elemento Activo Omnipresente» no se funde, en su totalidad, con ese

nuevo producto ni tampoco se transforma en su totalidad en lugar correspondiente alguno, a

diferencia de lo que sucede en todas las demás cristalizaciones cósmicas en todas las

formaciones cósmicas mencionadas, sino que inmediatamente después de ingresar en su

totalidad a una unidad cósmica dada, tiene lugar en el mismo lo que se conoce con el nombre

de «Djartklom», es decir, que se dispersa en las tres fuentes fundamentales de las cuales

obtuvo su nacimiento primario y sólo entonces producen esas fuentes, cada una por separado,

el comienzo para una concentración independiente de estas tres correspondientes formaciones

separadas, dentro de una unidad cósmica dada. Y de esta forma el Elemento Activo

Omnipresente materializa, desde el principio mismo, en todo lo que surge nuevo, las fuentes

de la posible manifestación de su propia sagrada ley del Triamazikamno.

Debes notar también, y es imprescindible que lo hagas, que en todas las formaciones

cósmicas, las referidas fuentes separadas, tanto para la percepción como para la posterior

utilización de esta propiedad del «Elemento Activo Omnipresente» a los efectos de la

correspondiente materialización, existen y siguen teniendo la posibilidad de funcionar en

tanto exista la unidad cósmica dada.

Y sólo una vez que esta unidad cósmica es completamente destruida vuelven estas santas

fuentes del sagrado Triamazikamno, localizadas en el «Elemento Activo Omnipresente

Okidanokh» a fundirse, transformándose nuevamente en «Okidanokh», pero presentando

ahora otra cualidad con respecto a la Vivificación de las Vibraciones.

En cuanto a la segunda peculiaridad del «Okidanokh Omnipresente», exclusiva también de

este ente, y como la primera, necesaria para la comprensión de los problemas que nos hemos

planteado en nuestra conversación, sólo podrás comprenderla si sabes algo acerca de la ley

cósmica fundamental de segundo grado, conocida en el Universo con el nombre de «Sagrada

Aieioiuoa».

Y esta ley cósmica establece que en todo lo nacido, grande o pequeño, al ponerse en contacto

directo con las emanaciones provenientes del Absoluto Solar o bien de cualquier otro sol,

tenga lugar lo que se llama «Remordimiento», que consiste en un proceso en el que las panes

nacidas como consecuencia de la actividad de cualquier Fuente Sagrada o del Sagrado

Triamazikamno, se «rebelan», por así decirlo, y «censuran» a las anteriores percepciones

inadecuadas y a las manifestaciones impropias del momento de otra parte de su todo, parte

ésta resultado de la actividad de otra Sagrada Fuente de la misma ley cósmica sagrada y

fundamental de Triamazikamno.

Y este sagrado proceso de la Aieioiuoa o Remordimiento, se presenta siempre también con el

Elemento Activo Omnipresente Okidanokh.

La característica peculiar de este último durante este sagrado proceso consiste en que, durante

la acción directa del Theomertmalogos Sagrado o bien de la emanación de cualquier sol

ordinario sobre el medio circundante de su presencia total, este Elemento Activo se dispersa

en sus tres partes primordiales, que pasan a existir entonces casi independientemente, y

cuando cesa la mencionada acción directa, estas partes se funden nuevamente para seguir

existiendo luego como un todo único."

O sea con el Djartklom, una divisiòn en tres (activa, pasiva, reconciliante), es como el Okidanokh participa en el Universo y lo hace así cuando una nueva unidad cósmica es concentrada. Presumimos que unidad cósmica es un cosmos (algo vivo) de alguna forma, de cualquier forma.

Quizás esto signifique que, en su concepción, sea un Sol o un planeta de organismos vivos, el Djartklom ocurre, y entonces las tres partes dan comienzo a tres diferentes formaciones independientes (quizás tres cerebros), y eso hace posible que la Ley de Tres funcione dentro de ese cosmos. El Djartklom también ocurre como consecuencia del Remordimiento. G. no dice específicamente que en tales circunstancias, cuando ellas forman nuevamente el Okidanokh, vibran a un nivel más alto. Pero debemos asumir que este es el caso, sino el Remordimiento no implicaría ningún cambio. Cuando la unidad cósmica es completamente destruida, entonces el Okidanokh se vuelve a formar, pero lo hace con un diferente nivel de vibración al que tenía cuando el Djartklom ocurrió.

Unidades Cósmicas

¿Qué significa "unidad Cósmica" para G.?

Lo más probable es que signifique para él un cosmos tales como son: la galaxia (la), el sol(sol), el sistema planetario(fa), el planeta (mi), la luna (re). El 'si' en el Rayo de la Creaciòn es el Sol Absoluto, el mundo de las estrellas y la atmosfera o morada del Absoluto. Se nos dijo que el cambio en la naturaleza del Sol Absoluto fue una consecuencia, primariamente, del cambio en la Ley de Siete, y que el Megalocosmos fue formado como consecuencia. Las emanaciones del Sol Absoluto primero dieron comienzo a la nota 'la' y la unidad cósmica creada fue una galaxia. Esta clase de unidad cósmica tiene dos veces la densidad del Sol absoluto. El Okidanokh dio comienzo a las galaxias por el proceso de Djartklom y una vez que esto ocurrió, las galaxias tuvieron su propia Ley de Triamazikamno. Esto cristalizó tres 'centros' de alguna manera y una vez que las galaxias nacieron ellas comenzaron a emanar. Pero sus emanaciones fueron de menor vibración y ellas hicieron surgir un Okidanokh de menor vibración. Luego apareció la nota Sol. Llego a ser posible, deducimos, debido a que el Okidanokh de menor vibración emanado de la nota La, la Galaxia. Pensamos de la galaxia como nada más que una colecciòn de estrellas que rotan, pero en realidad cuando vemos la Vía Láctea en el cielo nocturno, estamos mirando al cuerpo de la Galaxia, desde dentro de la Galaxia. Estas estrellas fueron formadas después de la creación de la Galaxia. La nota La es de un orden mucho más alto de materia/energía que la sustancia de las estrellas mismas. De Acuerdo con G. los átomos de hidrógenos no aparecieron hasta que los soles de segundo orden fueron creados.

Al sonar la nota Sol, los soles individuales fueron cristalizados y así ellos también adquirieron su propia ley de Triamazikamno. Y por eso deducimos que el Okidanokh de un orden inferior fue producido y emanado de los soles de segundo orden a medida que se formaban. Y en este estadio de vibraciones, el nivel de vivificación del Okidanokh estaba reducido a la mitad.

Este Okidanokh de menor nivel creo los sistemas solares, la familia de los planetas que orbitan alrededor de los soles de segundo orden. Y ellos también colectivamente adquirieron su propia ley de Triamazikamno, y ellos también dieron origen a un Okidanokh de menor orden. Aunque somos testigos de los movimientos de los planetas en el cielo nocturno, no vemos o experimentamos la naturaleza de esa unidad cósmica, la familia de planetas.

Eventualmente, los planetas individuales (los soles de tercer orden) fueron formados y ellos también adquirieron su ley de Tres local y también dieron origen a un Okidanokh de menor orden. Finalmente, las lunas fueron formadas de este Okidanokh de menor orden y también adquirieron su propia ley de tres.

Así en el Rayo de la creación somos testigos del flujo hacia abajo del Okidanokh. Siguiendo las explicaciones de G., podemos constatar que el Okidanokh del Sol Absoluto permea el megalocosmos en su totalidad, mientras que los Okidanokh de menores órdenes se localizan y dan origen a creaciones de orden local, hacia abajo hasta la unidad cósmica que llamamos Luna.

Los hidrógenos.

Podemos naturalmente hacernos la pregunta: '¿Cómo se relaciona el Okidanokh con los Hidrógenos?'

Los Hidrógenos son sustancias, no unidades cósmicas. Cada unida cósmica está formada por un conjunto de Hidrógenos y funciona a través de la evolución y la involución de estos Hidrógenos. Cada hidrogeno es una clase de sustancia que puede conducir una fuerza activa, pasiva o reconciliante (carbono, oxigeno, nitrógeno) y esto determina como ellos evolucionan o involucionan de acuerdo a como las otras sustancias interaccionan con ellos en relación con la Ley de Tres.

Cuando una unidad cósmica es destruida, algunos de estos hidrógenos se recombinan para formar el Okidanokh de un nivel determinado de vivificación. De acuerdo con G., el Hombre es Hidrogeno 24, aunque la unidad cósmica de los seres tricerebrales contiene hidrógenos desde H6 hacia abajo hasta H6144. Cuando un hombre muere, estos Hidrógenos se dispersan, de acuerdo con su nivel, sirviendo de alimento para otras unidades cósmicas o se recombinan para formar Okidanokh de diferentes niveles. En teoría, solo una muy pequeña parte del hombre persiste con la muerte de su cuerpo planetario, e incluso esto no está garantizado.